Crític Cerca
Perfils

Los orígenes de Jorge Buxadé, el catalán más poderoso de Vox

El eurodiputado 'ultra' proviene de una familia ligada al Opus y al Ejército y ha combinado el sueldo de abogado del Estado con encargos legales procedentes del PP

01/09/2021 | 07:00

Jorge Buxadé Villalba (Barcelona, 1975) es el último cruzado de Vox. Proveniente de una familia con estrechas vinculaciones con el Ejército y el Opus Dei y desde 2018 caballero del Real Estamento Militar del Principado de Gerona y Cofradía de San Jorge, Buxadé tiene como lema vital “Lo antiguo es lo nuevo”. Nacido poco antes de la muerte de Franco, el actual eurodiputado de Vox es desde hace algo más de un año el vicepresidente primero y número 2 del partido, responsable del área política de la formación. Orgánicamente está por delante del secretario general Javier Ortega Smith-Molina, a pesar de que no ha tenido el mismo predicamiento mediático. Buxadé es el catalán con más ascendente en Vox y, hoy en día, el relevo natural de Santiago Abascal.

Algunas crónicas lo han definido como un tipo gris y hacen de él un retrato de película en blanco y negro de Berlanga. Otros ironizan con su parecido con un conocido personaje de cómic de Francisco Ibáñez. Pero la realidad es otra. Buxadé es un cuadro político cargado de ideas y muy preparado académicamente. Y nunca ha estado en tan buena disposición para conseguir algunos de sus objetivos. Su currículum tiene una doble vertiente: en el ámbito político, fue en las listas de la Falange durante los años noventa y militó en el PP de 2004 a 2014, para después acabar dando el paso a Vox en 2015. En el ámbito profesional, es abogado del Estado desde 2003, pero combina el sueldo público con su actividad privada a través de un bufete radicado en una céntrica calle barcelonesa.

¿Cuáles son los orígenes familiares de Jorge Buxadé? ¿Qué vinculaciones políticas y empresariales ha tenido previas a Vox? ¿Cuáles son sus negocios privados y como se vinculan con su militancia ultra? CRÍTIC revela en este reportaje que, a pesar de su filiación españolista, Buxadé no hizo ascos a vincularse en 2006 a una televisión catalanista que pugnó para obtener licencias de TDT del Gobierno tripartito, siendo al mismo tiempo militante del PP y colaborador de la líder popular Montserrat Nebrera. Además, el líder de Vox ha compatibilizado su tarea como abogado del Estado con el ejercicio de la abogacía privada: de hecho, ha defendido los intereses del PP ante los tribunales mientras seguía cobrando una parte de su sueldo como letrado del Estado gracias a la concesión de un privilegio del cual solo disfrutan actualmente 24 funcionarios de su rango, tal y como consta en la documentación del Consejo de la Transparencia a la cual ha tenido acceso CRÍTIC.

'Diario Oficial del Ministerio del Ejército' con la primera destinación del padre de Jorge Buxadé / ARCHIVO CRÍTIC

Los orígenes familiares: Buxadé padre, médico y juez militar

La familia tiene siempre un componente fundamental a la hora de forjar ideologías. El padre de Jorge Buxadé, el doctor Jorge Buxadé Arribas, estudió medicina en las denominadas Milicias Universitarias. Durante el franquismo y hasta su disolución en 2001, las Milicias eran una modalidad opcional de prestar el servicio militar para estudiantes o titulares universitarios, en la cual se adquiría el grado de suboficial u oficial. Los aspirantes realizaban instrucción militar, generalmente en un Centro de Instrucción de Reclutas (CIR).

Buxadé padre sería asignado en primer lugar como alférez de complemento al regimiento de infantería Jaén 25, ubicado en el cuartel del Bruc de Barcelona. Así queda certificado en un diario oficial del entonces Ministerio del Ejército de noviembre de 1976. A este mismo cuartel fue destinado en aquellos años el comandante José Luis Cortina, que tomó parte en el proceso por el intento golpista del 23 de febrero de 1981, pero a quien el tribunal acabó absolviendo. En julio de 1980, una nueva publicación del diario oficial del rebautizado Ministerio de Defensa anunciaba que el padre del eurodiputado de Vox había sido nombrado teniente.

El padre de Jorge Buxadé fue juez de un tribunal militar eventual y persiguió desertores durante los años ochenta

Según ha podido certificar CRÍTIC a partir de una investigación hemerográfica, el padre de Buxadé llegó a ejercer con el grado de teniente de juez instructor militar eventual. Entre sus objetivos destacó el de perseguir a los desertores, tanto a aquellos jóvenes que estaban realizando el servicio militar y no volvían a su cuartel después de un permiso como a aquellos que eran convocados a filas y manifestaban su condición antimilitarista como insumisos u objetores de conciencia.

La Vanguardia y Abc, entre otros, recogieron varios edictos y requisitorias de búsqueda de ciudadanos declarados desertores, ordenados por el teniente juez militar Jorge Buxadé Arribas, a los cuales se los convocaba de nuevo a comparecer en un plazo determinado, o bien directamente se decretaba su ‘busca y captura’. El 20 de abril de 1982, por ejemplo, La Vanguardia publicaba la requisitoria al joven de 20 años Alejandro de Olano, ordenada por el juez instructor Buxadé Arribas. El 14 de agosto de 1982, el mismo rotativo publica una nueva requisitoria en que el juez Buxadé declara en ‘busca y captura’ al joven Florindo Díaz.

Edictos y requisitorias que dejan constancia de la actividad del padre de Jorge Buxadé como juez militar / ARCHIVO CRÍTIC

En abril del 1985, Buxadé Arribas fue admitido como aspirante en el cuerpo de sanitarios del Ejército del Aire, como consta también en el boletín oficial del Ministerio de Defensa. Pero años después no seguiría su carrera en el Ejército. Una vez licenciado en medicina y cirugía, el doctor Arribas trabajó como médico, y todavía ahora figura en el cuadro médico de mutuas como Adeslas o Fiatc.

Buxadé Arribas siempre ha tenido vínculo con las universidades del Opus Dei, como la Universidad de Navarra, fundada por el mismo José María Escrivá de Balaguer en 1952, donde participa en congresos y cursos sobre la ética médica bajo los criterios del catolicismo más conservador. Entre los parámetros éticos del Opus Dei está el de “usar productos paliativos del dolor en su justa medida, pero sin que pierda la conciencia, y por supuesto no facilitar la muerte al enfermo terminal, aunque así lo solicite, sino que tiene que ser consciente que morirá”.

Jorge Buxadé juró bandera en el cuartel Alférez Rojas Navarrete, del barrio de Rabassa de Alacant / ARCHIVO CRÍTIC

Buxadé hijo: cruzado, soldado y falangista

Jorge Buxadé hijo también ha seguido el rastro militar del padre. Según explica él mismo en algunos de sus currículums públicos, fue militar del Ejército español, pasando por las Milicias Universitarias como su padre (eso sí: reconvertidas en el periodo democrático en el Servicio de Formación de Cuadros de Mando). Afirma que juró bandera en el acuartelamiento Alférez Rojas Navarrete, del barrio de Rabassa de Alacant en 1999. Aun así, en su ficha del Parlamento Europeo Buxadé tiene dos versiones de su currículum militar. En una afirma que es teniente segundo de infantería, y en otro, que es alférez de complemento.

Bien como teniente o como alférez, Jorge Buxadé, siendo estudiante de derecho en la Universidad Abad Oliba-CEU, ya militaba en Falange Española de las JONS. Y formó parte de la candidatura de este partido como número 7, en las elecciones al Parlament de Catalunya de 1995 por Tarragona, para un año después hacer lo mismo en las listas de Falange Española Auténtica, yendo de número 8 por Barcelona al Congreso de los Diputados, en una candidatura en que también figuraban dos tíos suyos.

BOE de 1996 con la lista de Falange Autèntica. Jorge Buxadé figurava con el número 8 / ARCHIVO CRÍTIC

Tal como consta en su currículum, en 2003 Buxadé obtuvo plaza en el cuerpo de abogados del Estado, según dice, siendo el número 1 de su promoción. En aquel momento, el actual vicepresidente de Vox se alejó de la extrema derecha clásica para acercarse al PP de José María Aznar en 2004. Formó parte del equipo de partidarios y colaboradores de Montserrat Nebrera, en aquellos momentos líder del PP de Cataluña y diputada al Parlament. Nebrera, hoy distante de los postulados del PP, tuvo un final abrupto con el partido y presentó su dimisión en julio de 2009, después de haber perdido las primarias para liderar la formación ante Alicia Sánchez-Camacho. Años más tarde, Buxadé declararía en una entrevista: “No me arrepiento de haber estado en la Falange, pero sí de haber sido militante del PP”.

Socio de una televisión en catalán y “transfronteriza”

Pero, a pesar de sus actividades políticas junto al PP, durante aquel periodo Buxadé no hizo ascos a participar en negocios en el ámbito de los medios de comunicación en lengua catalana. Así, entre 2006 y 2009, según los datos a las cuales ha accedido CRÍTIC a través del Registro Mercantil, Buxadé fue consejero de Televisió Comtal SL, una televisión que en 2006 obtuvo tres licencias de TDT local otorgadas por el Gobierno tripartito y que tenía acuerdos con Òmnium Cultural y la ‘Plataforma per la Llengua’ para difundir sus actividades.

Los acuerdos con estas entidades soberanistas, sin embargo, no fueron impedimento para que el actual número 2 de Vox ocupara cargos en la sociedad. Fue nombrado consejero en septiembre de 2006 y cesó del cargo en febrero de 2009. Las cosas no fueron bien a Televisió Comtal a partir de entonces: en marzo de 2012, un juzgado social de Barcelona declaró su insolvencia, cuando el actual eurodiputado de Vox ya se había desvinculado de ella.

Jorge Buxadé con Ignacio Garriga, actual líder de Vox en Catalunya / ACN

Televisió Comtal SL fue una sociedad impulsada por el Grupo Estradé-Nadal, encabezado por los empresarios de la comunicación Josep Maria Estradé y Lidia Nadal y que durante los años 2000 intentó hacerse un lugar en el incipiente mercado de la televisión digital. Empezó a emitir en 2003 por UHF y, con la llegada de la TDT, intentó sin éxito conseguir licencia para un canal en Barcelona. Sí que obtuvo tres licencias para emitir en la Seu d’Urgell, en el Aran y en Figueres, en proyectos que al cabo de los años tampoco salieron bien.

Durante los tiempos en qué estuvo operativa, Televisión Condal se movió en la órbita del incipiente soberanismo catalán: en 2005, firmó un acuerdo con Òmnium Cultural “para promover los principios básicos” de la entidad cultural. En febrero de 2006, poco antes de que Buxadé entrara como socio, el canal firmó un convenio con la ‘Plataforma per la Llengua‘ para difundir sus actividades. También tenía un acuerdo con un canal de Perpinyà para hacer “televisión transfronteriza”.

Abogado del Estado, pero con negocios privados

Durante aquellos años, Buxadé compatibilizó su actividad política en el PP con su tarea profesional. Es sabido que el hoy líder de Vox fue designado durante el Gobierno de Mariano Rajoy letrado público para recurrir en nombre del Estado contra el referéndum sobre la independencia organizado por el Ayuntamiento de Arenys de Munt en septiembre de 2009, un hecho que tuvo una gran notoriedad por su afiliación ultraderechista y por su posicionamiento extremista en materia religiosa. Buxadé presidía entonces el Foro Catalán de la Familia, entidad que hacía manifestaciones públicas contrarias a la asignatura de la Educación para la Ciudadanía, contra el modelo de inmersión lingüística en Cataluña o contra el derecho al aborto.

En 2009, Buxadé fue habilitado por la Abogacía General del Estado para ejercer “por cuenta propia”

Lo que no resulta tan conocido es que en mayo de 2009, además, Buxadé fue habilitado por la Abogacía General del Estado, dependiente del Ministerio de Justicia, para compatibilizar su tarea como servidor público con el ejercicio privado de la abogacía “por cuenta propia”. Solo 33 abogados del Estado han conseguido esta compatibilización, según consta en los datos que consiguió El Confidencial en 2016 mediante una petición de derecho de acceso a la información pública ante la Oficina de Conflicto de Intereses del Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Los datos, publicados originalmente por este medio, no son hoy disponibles en la red. Sin embargo, CRÍTIC ha tenido acceso a la resolución de Transparencia y al listado completo de los abogados del estado que en 2016 podían combinar su tarea como funcionarios públicos con actividad privada. Este grupo fue bautizado periodísticamente con el nombre de ”Equipo A”: “Si usted tiene algún problema, quizás pueda contratarlos”.

Documentación del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno donde consta que Jorge Buxadé podía compatibilizar negocios privados y ejercicio público / ARCHIVO CRÍTIC

Entre los abogados del Estado, la compatibilidad se da con la condición de que no hagan pleitos contra otros abogados del Estado en activo, pero nada les impide ir contra otras administraciones. En el caso de Buxadé, por ejemplo, ejerció de abogado del PP en un proceso judicial en la pugna contra el recuento de votos de las elecciones municipales en Barcelona con la antigua CiU. Había un concejal que bailaba entre los dos partidos y finalmente una sentencia del Tribunal Constitucional acabó dando la razón al PP. CRÍTIC ha accedido a la sentencia del caso, donde consta que el operativo jurídico popular estuvo dirigido por Buxadé, que en aquellos años ya podía compatibilizar su tarea pública y privada. El ahora eurodiputado tuvo autorizada la compatibilización como mínimo hasta 2016. En la lista de 2020 ya no consta.

El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol / ALBERT SEGURA LORRIO – ACN

Relación bajo sospecha con Xavier García Albiol

El eurodiputado de Vox también participa en un bufete de abogados, Albacar, Clusa & Buxadé Abogados. Según los datos recopilados por CRÍTIC a través del Registro Mercantil, Buxadé es administrador solidario de la sociedad desde 2016 y socio profesional desde abril de 2010. El bufete facturó 633.000 euros según las cuentas de 2019.

Las actividades de Buxadé con su despacho profesional también han estado bajo la lupa judicial. En 2012, con la llegada del Partido Popular a la alcaldía de Badalona, ​el líder de Vox fue fichado por el alcalde Xavier García Albiol, con el fin de poner en marcha iniciativas económicas e inversiones hacia la Fundación Badalona Capital Europea del Baloncesto, una entidad impulsada por el Ayuntamiento y el Club Joventut de Badalona que ya existía desde 2003. Así pues, el actual eurodiputado de Vox compatibilizó durante aquel periodo sus ingresos privados procedentes de la Fundación controlada por el PP, partido en el cual militaba, con su actividad como abogado del Estado.

En total, tal como publicó elDiario.es, el bufete Buxadé facturó por sus servicios casi 110.000 euros en “concepto de asesoría técnica y minutas” de esta Fundación deportiva. El despacho de Buxadé empezó a facturar por sus trabajos en 2012, al cabo de poco de llegar Albiol a la alcaldía, hasta que en 2014 la Fundación, presidida por el mismo Albiol, nombró Buxadé secretario de la entidad, a pesar de que no era miembro del patronato. La maniobra fue posible gracias a una modificación de la Ley de fundaciones aprobada por CiU y por el PP en el Parlament de Catalunya.

Fuentes conocedoras del caso de Badalona hacen notar a CRÍTIC que la habilitación de la Oficina de Conflictos de Intereses que permitía que Buxadé pudiera compatibilizar su condición de letrado público con el sector privado limitaba su actividad a “el ejercicio libre de la abogacía por cuenta propia”. Pero en este caso Buxadé, durante el primer año y medio de relación con la Fundación, “prestaba los servicios a través de su bufete, una empresa de la cual es socio. En ningún caso cobraba de la Fundación minutas en calidad de abogado en ejercicio particular por cuenta propia”.

En 2017, la actividad de la Fundación llamó la atención de la Fiscalía de Barcelona a partir de una denuncia del Ayuntamiento de Badalona, gobernado en aquel momento por una alianza de izquierdas liderada por la cabeza de lista de la CUP Dolors Sabaté. Pero la entonces fiscal jefe de Cataluña Ana María Magaldi se negó a trasladar los expedientes a Anticorrupción y ordenó archivar el caso. La acción de la exfiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña fue interpretada en algunos ámbitos políticos como un acto de protección al cabeza de lista del PP García Albiol en las elecciones catalanas del 21-D. El hecho es que la fiscal Magaldi admitió que las ayudas pudieron ser ilegales, pero descartó “su trascendencia penal” y, después de archivarlo, se jubiló.

Perfil de Jorge Buxadé en la web de su bufete de abogados / ARCHIVO CRÍTIC

El bufete de Buxadé, nicho de empresas y de grupos españolistas

El domicilio del bufete de Jorge Buxadé en Barcelona es un nido de empresas y domicilio de mercantiles y en el cual aparecen sociedades económicas vinculadas a grupos de inversión, como sucede en muchos despachos de abogados. Pero Buxadé también ha hecho negocio por su intermediación profesional en gestiones políticas con varias fundaciones y otras entidades de la constelación del españolismo en Cataluña.

Una entidad con la que tiene relación Buxadé es la Fundación Joan Boscà. Según publicó la Directa, el hoy líder de Vox fue uno de los cinco patrones firmantes del acta fundacional de esta entidad, constituida pocos meses después del nacimiento de Sociedad Civil Catalana, en julio de 2014. De hecho, el domicilio legal a efecto de notificaciones de la Fundación es el mismo domicilio del bufete de abogados de Buxadé, según ha podido constatar CRÍTIC a través de un convenio entre la Fundación y la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo publicado en el BOE.

Buxadé también cobró de la Fundación Joan Boscà, próxima a Sociedad Civil Catalana

El entramado económico que se mueve a través de la Fundación Joan Boscà pone de manifiesto fuertes vínculos directos e la entidad con otras asociaciones y grupos españolistas. La Fundación, según reportó la Directa, recibió donaciones privadas por un valor de 800.000 euros que después fueron vehiculadas a organizaciones afines como la Asociación de Periodistas Pi i Margall, Sociedad Civil de Navarra o la Fundación Cultura Libre. El grueso del pastel de este reparto se lo llevó Sociedad Civil Catalana (SCC), con 700.000 euros. Entre los destinatarios de dinero recogido mediante donaciones por la Fundación Joan Boscà también hay el mismo Buxadé, que fue retribuido con 4.670 euros por sus servicios como letrado.

El Opus Dei y el ultracatolicismo de Buxadé

Los vínculos históricos de Buxadé con el entorno de los grupos ultracatólicos más poderosos, como el Opus Dei o la Asociación Católica de Propagandistas de la Fe, habrían tenido un papel central a la hora de ubicarlo en una posición referencial dentro de Vox. Estas organizaciones católicas tienen un gran peso político, económico y judicial, y su capacidad de influencia transversal no solo se manifiesta en el Estado español.

Jorge Buxadé podría ser el enlace perfecto entre su partido y este entorno ultracatólico de seguidores de José María Escrivá de Balaguer, al que el letrado y eurodiputado está vinculado por alcurnia familiar. El abogado Buxadé ha mantenido un contacto estrecho con este entorno a través del Foro Catalán de la Familia, entidad que presidió. Esta institución católica ultraconservadora agrupa 25 asociaciones del mismo perfil como Hazte Oír Cataluña, el Foro Arbil, la Fundación Persona, el Instituto de Política Familiar de Cataluña, Acción Familiar de Cataluña o Profesionales por la Ética de Cataluña. Los primos Garriga, Ignacio y Juan, actuales dirigentes de Vox en Cataluña, también ejercen su influencia en este entorno.

Santiago Abascal y Jorge Buxadé en el Parlamento Europeo en 2020 / VOX

Los vínculos con los ‘ultras’ europeos

Los vínculos católicos ultraconservadores han servido a Buxadé para facilitar el entendimiento con la extrema derecha europea. Los europarlamentarios de Vox están integrados en el Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR). A este grupo pertenecen dos organizaciones claves del ultracatolicismo: los polacos Ley y Justicia (PiS), partido que gobierna en Polonia y que es la formación que más diputados aporta al grupo, y los nacionalistas de la Nueva Alianza Flamenca (NV-A), con implantación en la parte flamenca de Bélgica. Se da el caso que Vox rompió relaciones con estos últimos por su apoyo al PNV en las elecciones vascas del 12 de julio de 2020.

Jorge Buxadé se licenció en derecho en la Universidad Abad Oliva-CEU de Barcelona en 1999, una universidad fundada por la Asociación Católica de Propagandistas de la Fe, que tiene sus orígenes en un sacerdote jesuita. Sorprende, por lo tanto, la reacción del mismo Buxadé contra los nacionalistas vascos: quizás el diputado de Vox no sabía que entre los históricos “propagandistas” católicos se encontraban, entre otros, el nacionalista vasco José Antonio Aguirre (que sería el primer lehendakari del Gobierno vasco en 1936) y el tradicionalista Marcelino Oreja Elosegui, de la minoría vasconavarra en las Cortes Constituyentes de la Segunda República en 1931.

Actividad parlamentaria en Europa generando tensiones

Todas las intervenciones en el Parlamento Europeo con sello de Buxadé o del también eurodiputado ultra Hermann Tertsch han tenido como misión central trasladar las tensiones generadas por Vox y por sus socios ideológicos en España a la cámara europea. El objetivo no es otro que buscar la complicidad de partidos afines, sea dentro o fuera de su grupo parlamentario en el Parlamento. Así, Vox se ha posicionado junto a Fidesz, el partido ultraderechista del presidente húngaro Orbán, en su guerra contra los derechos civiles. El partido de Orbán estuvo integrado en el Grupo Popular Europeo, como el PP, hasta el mes de marzo pasado.

Buxadé es miembro de las comisiones, de los comités y de las delegaciones parlamentarias más sensibles de Europa, allá donde el papel de Vox puede generar más polémica. Es miembro de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, de la Delegación para las Relaciones con los países del Magreb, incluyendo las comisiones parlamentarias mixtas UE-Marruecos, UE-Túnez y UE-Argelia, de la delegación a la Asamblea Parlamentaria de la Unión por el Mediterráneo y del Comité Especial sobre Interferencia Extranjera en todos los Procesos Democráticos de la Unión Europea, incluyendo la Desinformación.

Y estos son los temas y el nivel que Buxadé plantea en sus intervenciones parlamentarias en Europa: libertad religiosa y dobles medidas, la detención de los guardaespaldas de Pablo Iglesias por “agredir a la policía” en un mitin político en Vallecas, la representación de una mujer “bajo el yugo de piezas islámicas” en una publicación de Eurostat sobre estudiantes en escuelas y hogares de niños de Europa; datos sobre inmigración irregular, ONG acusadas de “complicidad con traficantes de personas” en el Mediterráneo, “segregación de género” en la seguridad del personal de las instituciones europeas según las recomendaciones del sindicato SID y la “discriminación del Gobierno separatista de la Generalitat a los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en Cataluña”. Todo ello, enmarcado en una competición de excesos con sus colegas polacos y húngaros, principalmente, que hacen lo mismo contra las reivindicaciones sociales y contra sus líderes opositores que, después, son difundidas por sus redes sociales de bots internacionales.

Aquest article només és possible gràcies a la col·laboració de les persones subscriptores

En plena crisi, continuem fent un periodisme rigorós i que aposta per la profunditat. Et necessitem més que mai.

Subscriu-t'hi ara

Amb la quota solidària, rebreu a casa un pack de marxandatge i el pròxim Dossier CRÍTIC

Torna a dalt
Aquest lloc web utilitza cookies pròpies i de tercers d'anàlisi per recopilar informació amb la finalitat de millorar els nostres serveis, així com per a l'anàlisi de la seva navegació. Pot acceptar totes les cookies prement el botó “Accepto” o configurar-les o rebutjar-ne l'ús fent clic a “Configuració de Cookies”. L'usuari té la possibilitat de configurar el seu navegador per tal que, si així ho desitja, impedexi que siguin instal·lades en el seu disc dur, encara que haurà de tenir en compte que aquesta acció podrà ocasionar dificultats de navegació de la pàgina web.
Accepto Configuració de cookies