Crític Cerca
Reportatges

‘Ultras’ históricos e imputados por delitos de odio: así son los candidatos de Vox

El número 20 de Vox por Barcelona usa en las redes sociales expresiones como "moros" y "cucarachas" en referencia a los migrantes, y apunta contra las "feminazis locas del coño": "Dan ganas de darles un buen mamporro"

05/02/2021 | 06:00

La extrema derecha tiene posibilidades de entrar en el Parlamento catalán por primera vez en la historia, tal como indican las últimas encuestas del Centro de Estudios d’Opinión (CEO). La lista de Vox para el 14-F la encabeza Ignacio Garriga, que en las elecciones españolas del 28 de abril se convirtió en el primer diputado de ultraderecha de la historia de Cataluña. El candidato se declara nacionalista español, ha sido habitual de espacios afines a la extrema derecha como el Club Empel, heredero del neonazi Casal Tramuntana, y tiene un discurso marcadamente anticatalanista y muy beligerante con la “inmigración ilegal”.

Aun así, al margen del cabeza de lista, la candidatura de Vox se nutre de candidatos que provienen de otras organizaciones históricas de la extrema derecha, especialmente de la Plataforma per Catalunya (PxC), pero también de Democracia Nacional o de España 2000. Algunos de ellos están investigados por delitos de discriminación y provocación al odio. Otros exhiben sin complejos sus postulados contrarios a la inmigración o al feminismo a través de las redes sociales.

Este es el caso de José Casado Ortega, número 20 de la lista de Vox por Barcelona y que había sido la cara visible de los Segadors del Maresme. El colectivo se hizo conocido por sus acciones de retirada de lazos amarillos y de consignas independentistas del espacio público. A pesar de que Casado había sido crítico con Vox por el hecho de querer capitalizar el movimiento de los “arrancalazos”, ahora es el coordinador del partido ultra en Mataró. En su perfil de Facebook personal, usa expresiones como “moros” y “cucarachas”, asociadas a los migrantes, y también ataca duramente el feminismo. En agosto de 2019, colgaba el vídeo de una protesta feminista en México y afirmaba, en relación con las “feminazis” y “locas del coño”: “No me dirán ustedes que no les dan ganas de darles un buen mamporro con la bici a algunas de ellas; a mí sí, muchas”.

En alguna otra ocasión también se ha referido a los migrantes como “moros” o “cucarachas”. Esta forma de denominarlos, de hecho, también la utiliza Antonio Moreno, número 4 por Tarragona, en su perfil de Facebook.

Pero, más allá de los exabruptos en las redes sociales de Vox… ¿quiénes son, de dónde vienen y qué piensan los nombres más destacados del partido para el 14-F? Algunos de ellos podrían ser, si se cumple lo que predicen las encuestas, nuevos diputados en el Parlamento de Cataluña.

Juan Garriga, exmiembro de la PxC e imputado en un delito de odio

El abogado Juan Garriga Doménech es el presidente de la Gestora de Vox en Barcelona y el primo de Ignacio Garriga. Pero, antes de integrarse en la formación de Abascal, Juan Garriga ya había tenido experiencia en la política. En 2008 fue el número 2 de la lista de Montserrat Nebrera, cuando intentó, sin éxito, disputar la dirección del PP catalán a Alícia Sánchez-Camacho. Después de que la diputada popular dejara el escaño, al año siguiente, mantuvo varias conversaciones con Garriga y con dirigentes de la PxC para estudiar su entrada en el partido, encabezando la lista o como segundo, por detrás de Josep Anglada.

Finalmente, Nebrera no llegaría a un acuerdo con la formación ultraderechista; pero, en cambio, sí que lo hizo su número 2. El abogado pasó entonces a formar parte de los órganos de dirección de la Plataforma per Catalunya, tanto en el Consejo de Presidencia como en el de Campaña y el Consejo Ejecutivo. Pero, antes de que la formación decidiera si se disolvería y qué movimientos harían los concejales y el resto de los dirigentes, Garriga hizo un nuevo salto, esta vez hacia Vox: fue nombrado presidente provincial del partido en Barcelona a propuesta del secretario general, Javier Ortega Smith-Molina.

Garriga está imputado en una causa por un supuesto delito de discriminación y provocación al odio. Junto con Mónica Lora (que ocupa el quinto lugar en las listas que la formación ultraderechista presentará el 14-F por Barcelona) y con 12 antiguos miembros más de la PxC, está a la espera de la apertura de juicio oral. En 2019, el Juzgado de Instrucción núm. 3 de Reus dictó una interlocutoria contra ellos por la campaña que promovieron en varias localidades catalanas contra colectivos musulmanes durante las municipales de 2011, bajo el lema “Primero los de casa”. Estos delitos pueden comportar penas de uno a tres años de prisión y una multa de seis a doce meses. La Fiscalía pidió la absolución de los encausados, pero la acusación particular que ejerce la asociación Watani, de Reus, les mantiene la petición de cuatro años de prisión.

Mónica Lora, de la defensa del catalán desde la PxC a número 5 de Vox

Mónica Lora ocupa el quinto lugar de la lista de Vox por Barcelona. Cara conocida de la extrema derecha, actualmente es tesorera y secretaria de Vox en Barcelona, pero previamente, entre 2016 y 2019, fue secretaria general de la Plataforma per Catalunya y secretaria de las Joventuts Identitàries per Catalunya (JIxC) cuando se constituyeron, en 2011. También fue concejala en el Ayuntamiento de Mataró por el partido xenófobo desde 2011 hasta 2019. Durante cuatro años, además, compaginó su trabajo en el consistorio con el de consejera en el Consejo Comarcal de El Maresme.

Cuando la PxC se disolvió y se reconvirtió en una fundación, algunos de sus miembros se integraron en Vox, y Lora, además, encabezó la lista de la formación de ultraderecha por Mataró en los comicios municipales de 2019, pero no obtuvo representación. En las elecciones pasadas al Congreso de los Diputados, ocupó el cuarto lugar por Barcelona en la lista del partido de Abascal.

Aun así, algunos de los postulados que Lora defendía cuando integraba la Plataforma per Catalunya en cuanto a la lengua, por ejemplo, contradicen los posicionamientos que definen la línea argumental de Vox. En 2011, a raíz de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que instaba a la Generalidad a adoptar un sistema educativo en el cual el castellano fuera la lengua vehicular en las escuelas, la CUP presentó en Mataró una propuesta de resolución en defensa del modelo de inmersión lingüística. En la votación de la moción, la Plataforma per Catalunya se abstuvo, argumentando que el catalán “tiene que ser vehicular en la educación”, la “lengua propia del pueblo catalán y una prueba esencial de nuestra identidad”. También recriminó las posturas de Ciudadanos y del PP, “siempre dispuestos a actuar contra Cataluña y el catalán” y siguiendo los dictados de “su ideología centralista”.

Ignasi Mulleras con Rocío Monasterio y el cabeza de lista de Vox en Barcelona para el 14-F, Ignacio Garriga/ Foto: TWITTER IGNASI MULLERAS

Ignasi Mulleras, que pasó por el Cedade y por Juntas Españolas

Exmiembros de España 2000 y del partido xenófobo de Josep Anglada completan la candidatura de Vox en Girona. Uno de los históricos de la extrema derecha que integran esta lista es Ignasi Mulleras Vinzia. El gerundense fue candidato de Juntas Españolas en 1988, un proyecto político ultra que pretendía ocupar el espacio de la Fuerza Nueva de Blas Piñar después de su fracaso y, con posterioridad, también formó parte de las listas de Alternativa Demócrata Nacional en el Parlamento Europeo en 1994. Esta coalición se constituyó a partir de la alianza entre Juntas Españolas, el Frente Nacional Español y exmiembros del Cedade, la histórica organización neonazi liderada durante los años ochenta por el librero negacionista del Holocausto Pedro Varela.

En 1995, el partido fue registrado bajo la denominación Democracia Nacional. Uno de sus líderes era Manuel Canduela, que también formaba parte de la organización valenciana Acción Radical, ilegalizada después de su implicación en el asesinato del militante antifascista Guillem Agulló. Mulleras ocupó varios cargos en Democracia Nacional y, más adelante, pasó por España 2000, formando parte de las listas que esta plataforma presentó para las elecciones generales del año 2000.

Así mismo, Ignasi Mulleras fue miembro de la Plataforma per Catalunya, y ocupó el cargo de concejal en Olot y de cabeza de lista en las elecciones de 2012 al Parlamento. Pero su relación con Josep Anglada se truncó hasta el punto que el gerundense estuvo imputado en un intento de conspiración para atentar contra el que había sido el líder del partido. Aun así, la Audiencia de Barcelona lo absolvió porque consideró que el plan para provocar un accidente de tráfico a Anglada no tenía “nada de seriedad”. Finalmente, dio el salto a Vox, donde es miembro del Comité Ejecutivo Provincial de la formación en Girona.

Daniel Plana Farjas, exmiembro de la PxC y defensor de postulados antisemitas

Otro de los perfiles con más bagaje en cuanto a su militancia ultraderechista es Daniel Plana Farjas, número 8 de Vox en Girona el 14-F. Además de cerrar la lista que la Plataforma per Catalunya presentó al Parlamento en 2012 y de haber participado en la candidatura de este partido al Senado, en 2016, Plana destaca por sus postulados antisemitas.

Defiende la Inquisición y, veladamente, justificaría la expulsión de los judíos de España, un capítulo que califica de especialmente “deformado y calumniado”. “El griterío más o menos intelectual de nuestra progresía no acepta de ninguna forma el hecho de la expulsión, juzgando con ojos actuales lo que pasó en el siglo XV”, escribe Plana. Y continúa: “Hay que tener presente la existencia de prácticas secretas judías, además de profanaciones de hostias y crucifixiones de niños”. Sobre el antisemitismo, considera que “la identificación del impropiamente denominado antisemitismo (porque semitas son tanto los judíos como los árabes) con una postura racista o, incluso, claramente nacionalsocialista, adjetivo que ‘prima facie’ invalida cualquier afirmación o réplica”.

Alberto Tarradas, a la derecha, acompañado de los representantes de Vox Jorge Buxadé, Lola Martín, Ignacio Garriga e Isabel Lázaro/ Foto: BERNAT VILARÓ – ACN

La “joven promesa de Vox” ataca el feminismo y se encaró con Valtònyc

Alberto Tarradas Paneque, nacido en 1996, es el cabeza de lista de Vox por Girona. Es el candidato más joven que la formación ultraderechista presentó a las elecciones generales del 28 de abril de 2019, en las municipales del 26 de mayo y en las nuevas generales del 10 de noviembre. En todos los casos encabezó la candidatura de Girona, y, a pesar de los pobres resultados obtenidos (el 2,8% de los votos; el 1,37% y el 5,21%, respectivamente), Vox ha vuelto a confiar en su “joven promesa”. 

El vínculo de Tarradas con la formación se remonta a 2016, cuando se afilió, y poco después fue proclamado presidente provincial del partido. Aun así, ha ganado visibilidad a raíz de su actividad en las redes sociales, donde habitualmente difunde comentarios xenófobos y machistas. Un ejemplo de esto fue el tuit, que se volvió viral, donde decía que “el feminismo no aporta nada de bueno a las mujeres: las hace arrogantes, maleducadas, desconsideradas, agresivas y las afea”.

La polémica más sonada que ha protagonizado fue una discusión con el rapero Valtònyc, exiliado en Bruselas, el día que se hizo pública la sentencia del Tribunal Supremo contra el 1-O. El propio Tarradas difundía las imágenes en su Twitter.

Su bajo rédito electoral –no ha obtenido representación nunca– no ha sido un impedimento para conseguir un sueldo público: compagina la presidencia provincial del partido con un cargo como asesor del grupo parlamentario de Vox en las Cortes Valencianas. Aun así, no han transcendido ni las funciones que realiza, ni su retribución, ni se tiene constancia de que haya dejado de vivir en Girona.

Jordi Fernández, formándose para ser pastor de la iglesia homófoba Asambleas de Dios

En la lista de Vox por Tarragona también figura Jordi Fernández Martínez, aspirante a pastor evangélico acusado de tener postulados homófobos. Fernández, que ocupa el sexto lugar, se está formando para ser pastor de Asambleas de Dios, una iglesia que considera que “la conducta homosexual es pecado”, que la transexualidad es contraria a la “dignidad individual”, y que defiende “la profilaxis” de la comunidad LGTBI; es decir, “refrenar cualquier conducta sexual con personas del mismo sexo”. El candidato también formó parte de las listas de Vox al Congreso de los Diputados por Tarragona.

El feminismo ensucia el nombre de la mujer”: las consignas machistas de las candidatas de Vox

La número 23 de la lista que la formación ultraderechista presentará el 14-F por Barcelona, Marina Ferrer, forma parte de la sectorial de jóvenes de Vox. No es una de las caras más visibles del partido, si bien ha participado en tertulias televisivas para denunciar “la dictadura del pensamiento progre” y “el feminismo supremacista, que ensucia el nombre de la mujer”. Ha dejado constancia de su oposición a la huelga feminista del 8-M, porque “es someter a la mujer el hecho de sumarse a una huelga que la deja como un sexo débil que hay que defender” y ha estigmatizado a la inmigración, asegurando que, “según la ONU, el porcentaje de extranjeros en España es del 13%, y el 69% de las violaciones en grupo o ‘en manada’ son de gente de nacionalidad extranjera”. En estos términos se expresaba Ferrer, sin concretar de dónde había obtenido los datos relativos al perfil de los agresores sexuales.

La número 4 de Vox en Barcelona es María Elisa García Fuster, médica, especialista en anestesiología y reanimación del Hospital de Bellvitge. Sobre su profesión, clarifica en este artículo que “no soy médica, me chirría sólo oírlo, retumba en mi cabeza el mal llamado ‘lenguaje inclusivo’, es más un lenguaje secesionista, como los tiempos que corren”. En el ámbito político, García Fuster es relativamente desconocida, si bien también formó parte de las listas de Vox para las elecciones generales de 2019, ocupando el número 8 por Barcelona. No obtuvo representación.

Antonio Gallego, la línea más dura del PP contra la inmigración, de número 2 en Vox

El segundo de la lista de Vox por Barcelona había estado vinculado históricamente al Partido Popular, donde representaba la línea más dura en materia de inmigración. Es el autor del eslogan “Menos inmigración ilegal y más aparcamientos” y de declaraciones y textos xenófobos, como el que publicó en el boletín de información municipal El Prat, titulado “Primero los de casa”. En este artículo decía: “Me parece profundamente injusto que personas que acaban de llegar a nuestra ciudad de manera irregular tengan más posibilidades de acceder a ayudas sociales que los mismos pratenses que llevan años pagando impuestos municipales”. Tampoco tiene ningún complejo a la hora de vanagloriarse de sus postulados racistas a través de las redes sociales, como demuestran los tuits siguientes.

En sus años en la Administración, Gallego protagonizó varias polémicas, como recogía este reportaje de Público. Además de tildar de “asesino” al presidente Lluís Companys y defender el proyecto de Eurovegas con el argumento de que era más importante “ofrecer una alternativa viable a los 6.000 parados del Prat que proteger algunos campos plantados de hortalizas”, la disputa más sonada de todas fue la que emprendió contra la PAH. En 2013 pidió la imputación de una integrante del colectivo, que meses antes había participado en un escarnio ante la casa de Gallego, por siete presuntos delitos de injurias, calumnias, amenazas, coacciones, manifestación ilícita, desórdenes públicos y un delito contra las instituciones del Estado. 

La dilatada trayectoria política de Gallego incluye su paso fugaz por Convergència i Unió. Concretamente, formó parte de las listas de CiU al Ayuntamiento del Prat de Llobregat en las elecciones de 1995, a pesar de que en los comicios siguientes, cuatro años más tarde, pasó a formar parte del PP. Como miembro de esta formación, ocupó el cargo de concejal del Ayuntamiento de El Prat, en 1999; fue portavoz en el Consejo Comarcal de El Baix Llobregat en el periodo 2003-2007; miembro de la Diputación de Barcelona de 2007 a 2008, y, desde aquel año hasta 2015, diputado en el Congreso. En las elecciones catalanas de 2015, dio el salto al Parlamento. El año pasado se dio de baja del Partido Popular y se integró en el partido ultra.

Isabel Lázaro, candidata de Vox por Lleida/ Foto: FLICKR

Isabel Lázaro y Josep Maria Arpa saltan del PP y de C’s a la ultraderecha

La cabeza de lista de la formación ultraderechista por Tarragona es Isabel Lázaro, presidenta provincial del partido. Pero, además de este cargo, Vox también la colocó como asesora en la Diputación de Zaragoza, con un sueldo de 30.000 euros brutos anuales, a pesar de que Lázaro reside en Tarragona. La trayectoria política de la candidata también incluye su paso por el Partido Popular: en 2015 concurrió a las elecciones municipales en la lista del PP por Tarragona.

Como presidenta provincial ha tenido que gestionar varias crisis internas, como la dimisión de la que había sido coordinadora de Vox en El Vendrell, Demelsa González, o la denuncia por injurias y calumnias que presentó contra ella Jordi Ferré, antiguo vicesecretario provincial de comunicación en Tarragona. La disputa tenía su origen en un comunicado en que la formación expulsaba a Ferré “por deslealtad continuada, incumplimiento de funciones e indisciplina grave”.

En cuanto a Girona, en la lista que la formación ultraderechista presenta para este 14-F destaca Josep Maria Arpa Pi, que había integrado la candidatura de Ciudadanos en Torroella de Montgrí en las elecciones municipales de 2019. El año anterior denunció a un militante de la CUP por los delitos de odio y de amenazas porque, según su versión, le habría recriminado que arrancara lazos amarillos de la vía pública.

La candidata de Democracia Nacional a la alcaldía de Barcelona, número 7 de Vox en Tarragona

Montserrat Montanuy Royo va de número 7 en la candidatura de Vox en Tarragona, pero su vínculo con la extrema derecha ni es nuevo, ni se inicia con Vox. Montanuy fue responsable de Democracia Nacional (DN) en Tortosa, y en las elecciones municipales pasadas fue candidata a la alcaldía de Barcelona por La Coalición Nacional, una lista conjunta entre DN y la extinta La España en Marcha (que agrupaba Alianza Nacional, La Falange, Nudo Patriota Español y Movimiento Católico Español). En 2014 también había concurrido como suplente por Democracia Nacional en las elecciones europeas.

Otros candidatos de la PxC que han encontrado cobijo en Vox

La número 25 de Vox por Barcelona, Inmaculada Cervilla, también había integrado la Plataforma per Catalunya. En las elecciones municipales de 2019, Cervilla fue la candidata de Vox por Manresa, pero en los dos comicios locales anteriores, de 2011 y 2015, había encabezado la lista que la formación xenófoba PxC había presentado en el Pont de Vilomara y Sant Joan de Vilatorrada, respectivamente. En ninguno de los dos casos no obtuvo representación.

En el caso de Lleida, sobresale el tercer candidato, Eduardo Pallerola Mora, que se presentó a la alcaldía de Tàrrega por Vox en las elecciones municipales pasadas. Pero en 2010 ya había liderado la lista que la PxC había presentado al Parlamento de Cataluña. Junto con 13 exmilitantes más del partido xenófobo, Pallerola es uno de los imputados en la causa (que también afecta a Juanjo Garriga y a Mónica Lora) por discriminación y provocación al odio.

Los últimos lugares de la candidatura de Vox en Girona los ocupan Eva Colomer y Sergi Fabri, que son dos antiguos miembros de la Plataforma per Catalunya. En el caso de Fabri, fue candidato a la alcaldía de Salt por la formación xenófoba en las municipales pasadas, pero el partido desapareció y Vox obtuvo tres representantes. Actualmente, es concejal de este partido en el Ayuntamiento de Salt.

Aquest article només és possible gràcies a la col·laboració de les persones subscriptores

En plena crisi, continuem fent un periodisme rigorós i que aposta per la profunditat. Et necessitem més que mai.

Subscriu-t'hi ara

Amb la quota solidària, rebreu el llibre 'En flames', de Naomi Klein, i la revista 'Crisi o vida' 

Torna a dalt
Aquest lloc web utilitza cookies pròpies i de tercers d'anàlisi per recopilar informació amb la finalitat de millorar els nostres serveis, així com per a l'anàlisi de la seva navegació. Pot acceptar totes les cookies prement el botó “Accepto” o configurar-les o rebutjar-ne l'ús fent clic a “Configuració de Cookies”. L'usuari té la possibilitat de configurar el seu navegador per tal que, si així ho desitja, impedexi que siguin instal·lades en el seu disc dur, encara que haurà de tenir en compte que aquesta acció podrà ocasionar dificultats de navegació de la pàgina web.
Accepto Configuració de cookies